El precio de los combustibles de automoción no ha caído en la misma proporción que los precios del petróleo
Nuevo comentario 0 comentarios
Los precios de la gasolina y gasóleo cayeron un 14% y un 15%, respectivamente, entre los meses de diciembre de 2013 y 2014. Sin embargo, el descenso acumulado del precio del barril del petróleo en el mismo periodo fue del 37%.

Uno de los fenómenos del año 2014 ha sido la caída de los precios del combustible que ha tenido lugar principalmente durante la segunda mitad del mismo. Si bien se había empezado el año con caídas moderadas, que parecían haberse detenido hacia el mes de junio, a partir de este mes y sobre todo en los dos últimos meses del año las rebajas de precios de los combustibles han comenzado a ser significativas.

De este modo, en diciembre de 2014, el precio de la gasolina era un 14% más bajo que en el mismo mes de 2013, y el gasóleo lo era un 15%. Sin embargo, las bajadas del precio del petróleo se han producido en una mayor proporción que los combustibles. Estas ya superaban el 10% respecto al año anterior en el mes de septiembre y a fines de año, la cotización internacional del petróleo brent dated –después de tener en cuenta el tipo de cambio del euro– era un 37% más baja que en diciembre de 2013.

En cuanto a los precios de los combustibles, podemos decir que existen sustanciales diferencias entre comunidades autónomas. Por lo que se refiere a las gasolinas, son ocho las comunidades que quedan por encima del precio medio español: Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Asturias, Galicia, Andalucía, Castilla y León y Baleares. Entre esta última comunidad y la de la gasolina más barata, que es Madrid, hay un 13% de diferencia en el precio. Pero en este caso, debemos tener en cuenta el efecto de insularidad de las Baleares.

Sin embargo, si sólo comparamos entre las comunidades peninsulares, entre la más cara –Castilla y León– y la más barata, la diferencia es de un 11%. Si nos fijamos en el gasóleo, las comunidades que quedan por encima de la media española son Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Asturias, Castilla y León, Galicia, Baleares. Aquí las diferencias no son tan extremas y entre las comunidades peninsulares hay un 7% de diferencia entre la más cara –Galicia– y la más barata –Navarra.

Donde sí encontramos unas grandes diferencias es entre los países de la Unión Europea. Por poner un ejemplo, la gasolina es un 24% más barata en España que en Italia –el país donde es más cara–, mientras que es un 10% más cara en España que en Polonia –el país donde es más barata.

En el caso del gasóleo, el país más caro es el Reino Unido, que lo es un 27% más que en España, mientras que el país más barato es Luxemburgo, un 11% menos que en España. En el ranking de países de más a menos caros, teniendo en cuenta la media de 2014, España se ha situado en el 17 de 28, con respecto a las gasolinas, y en el puesto 23 si nos referimos al gasóleo.