La siniestralidad en carretera de Semana Santa de 2014, ¿un síntoma preocupante?
Nuevo comentario 0 comentarios
Este año, durante la Semana Santa, han muerto 35 personas en las carreteras españolas, 9 más que en el año anterior, o sea, una tasa de variación positiva del 35%. Esta es la peor variación de Semana Santa en lo que llevamos de siglo, dado que en 2001 se produjo un incremento en el número de víctimas mortales del 21%, respecto al año anterior.

Sin embargo, cabe tener en cuenta que en el marco de la evolución de los últimos años el número de muertos en Semana Santa de 2014 todavía se sitúa en un nivel inferior a los de 2011 y 2012. Así pues, de los 140 muertos que hubo en 2001 durante la Semana Santa se ha pasado a los 35 de este año. La reducción en el número de víctimas mortales, como se puede comprobar en el gráfico, se ha producido a partir de la entrada en vigor del permiso por puntos, el 1 de julio de 2006, pero sobre todo a partir de la reforma del Código Penal, que fue efectiva a partir del 1 de enero de 2008 y que endurecía notoriamente las sanciones contra determinadas conductas de los infractores de la seguridad vial.

Sin embargo, lo que ha sucedido esta Semana Santa es un síntoma más de lo que se está produciendo desde el mes de marzo del año en curso, con incrementos notorios de la siniestralidad respecto al año anterior. En marzo murieron 21 (30% de incremento) personas más que el año pasado y en el mes de abril ha habido 21 muertos (25% de incremento) más que en 2013. Los datos de mayo tampoco son nada halagüeños. En lo que llevamos de mes (a día 19 del mismo), se han producido 46 accidentes con 50 muertos, 9 más que el año pasado (un incremento del 22% respecto el mismo periodo). Los 12 muertos en carretera del puente del 1 de mayo han contribuido notablemente a reforzar esta tendencia al crecimiento respecto al año pasado.

El incremento en el número de víctimas no se ha distribuido de la misma forma por el territorio español. En este sentido, destacan muy claramente Aragón y Extremadura. En la primera comunidad autónoma, el aumento en el número de fallecidos en accidentes de tráfico ha sido muy importante (acumulado a 19 de mayo): de 10 muertos que se contabilizaron en 2013 se ha pasado a 25 (un 150% más). En Extremadura, el aumento es, hasta el momento, de 7 personas (un 78%). Sin embargo, aún hay tres comunidades autónomas que superan incrementos del 30%: Baleares (67%), Madrid (59%) y Navarra (43%).

En resumen, en el acumulado anual en toda España se habría revertido una tendencia negativa que se ha mantenido durante diez años. Lo que ocurra durante los primeros cinco meses del año no necesariamente debe ser el resultado final de 2014, por lo que estos datos deben servir para redoblar los esfuerzos de administración y conductores para evitar un mayor número de accidentes mortales.