La conexión del tranvía en Barcelona: oportunidad, trazado y alternativas
Nuevo comentario 0 comentarios
La Tribuna RACC ha recogido la opinión de seis expertos en arquitectura urbana, movilidad, economía aplicada y ciudad sobre la propuesta de unir el tranvía por la avenida Diagonal de Barcelona.



Durante la jornada se han puesto de relieve las certezas e incógnitas de un debate que continúa, y que ha contado con una gran asistencia de expertos en temas de movilidad, asociaciones, entidades y representantes de partidos políticos de Barcelona y su área metropolitana.

Algunas de las principales opiniones de los seis expertos invitados por el RACC han sido las siguientes.

Josep Antoni Acebillo, profesor de Arquitectura en la Università della Svizzera italiana (USI)

Jaume Barceló

"El Tram es un depredador de espacio público; de muchas más cosas, pero sobre todo de espacio público. La importancia de la Diagonal es tal que la implantación del tranvía supondría un desastre en cuanto a tráfico en varias calles del Eixample, que tendrían que absorber miles de vehículos cada día. Los coches irán por otro lugar, hacia la calles Valencia o Mallorca, igual que pasaba antes de las Rondas.”

“El tranvía es una opción para zonas suburbanas, no para el centro.”

Jaume Barceló, catedrático emérito, responsable de proyectos de transporte y TIC (UPC)

Jaume Barceló

“Barcelona tiene una carencia de conectividad en transporte que requiere hacer intervenciones que favorezcan los intercambios modales, reduzcan los tiempos de desplazamiento y consideren la convivencia de utilizar o mejorar la infraestructura existente. No nos podemos olvidar que hay una inversión hecha y una infraestructura existente que son las dos redes del tranvía.”

Germà Bel, catedrático de Economía Aplicada (UB)

Germà Bel

“No se pueden confundir instrumentos con objetivos, y aquí el objetivo es mejorar la calidad del aire que respiramos, reduciendo las emisiones del transporte privado. El tranvía no es el mejor instrumento para lograr el objetivo porque es una política basada en la oferta y rígida; en el siglo XXI son necesarias políticas flexibles, como la tasa de congestión o las recientes etiquetas emitidas por la DGT en función de las emisiones.”

“La conexión del tranvía es una estrategia pésima en Barcelona, primero por cuestiones de coyuntura y después por cuestiones de perspectiva. Tiene unas emisiones en la fase constructiva que probablemente no recuperará durante la vida útil, sobre todo si la alternativa son medios electrificados alternativos.”

“El raíl es muy bueno para decirle a la gente los que tiene que hacer. El gran problema es que el siglo XXI nos pide ciudades flexibles, personas flexibles, sistemas flexibles para adaptarnos a una realidad cambiante que no se deja embridar, que no se deja enraizar.”

Pere Macias, director de estrategia de connexión del tranvía del Ayuntamiento de Barcelona

Pere Macias

“El proyecto del tranvía está presente en los diferentes planes metropolitanos y de infraestructuras, realizados con un gran consenso y con una gran participación ciudadana. El tranvía es una pieza más, entre muchas otras, para lograr la reducción del 21% de tráfico privado que marca el Plan de Movilidad de Barcelona. El proyecto tiene interrogantes, que entre todos podemos resolver. No me apuntaría a no hacer nada, sino a hacer mucho porque detrás de todo esto hay una cosa con la que no se puede jugar: la salud de las personas.”

“Los buses eléctricos sí que generan contaminación por partículas derivada del rozamiento de los neumáticos. Eliminamos una parte de la contaminación pero no precisamente la preocupante. Las partículas finas que se generan con el rozamiento son las que van directamente al pulmón.”

Lluís Permanyer, cronista de Barcelona

Lluís Permanyer

“El proyecto de introducir el tranvía en la parte central de la Diagonal, que es la más noble, es un proyecto reaccionario. El tranvía no deja de ser una armatoste del siglo XIX, con ruedas y con vías, y con una estructura fija que es cara y no es reversible.”

“Hagamos la prueba de los autobuses porque creo que es un tema reversible y que no provoca ningún problema. En cambio, creo que hacer la instalación irreversible del tranvía en la parte central es estropear por siempre jamás una de las calles más importantes no únicamente de Barcelona sino de Europa.”

Andreu Ulied, socio director de Mcrit (consultoría de movilidad)

Jaume Barceló

“Lo más natural es que el Ayuntamiento haga un proyecto del tranvía porque resuelve las dudas que objetivamente hay: la semaforización, la integración del tranvía con el tráfico durante los primeros años, el tema de la financiación del transporte público, etc. Hay una serie de temas que se tienen que resolver y pensar bien.”

“El PMU de Barcelona quiere rebajar un 21% los viajes motorizados, pero los buses eléctricos no tienen suficiente capacidad para hacerlo. Hay que seguir estudiando la posibilidad del tranvía.”